Fotos Pablo Martinez
Crónica María Cielo

Viernes 3 de Mayo, una noche que precipitaba lluvias pero que acompañó con una humedad poco común para la fecha y dejó el agua para lo que restaba del fin de semana. La necesidad de música previo a una semana de laburo y corridas, <<ya estamos a mitad de año y se siente el estrés general>>, exigía un comienzo de fin de semana con algo sanador y definitivamente la solución que te puede recetar cualquier médico que sabe, estaba situada en Balcarce 460.

La intimidad del espacio y el sonido singular hace de La Trastienda Club un lugar donde cada espectáculo es único. Mejor todavía, cuando el artista mantiene una impronta exclusiva y distintiva como El Plan de la Mariposa.

Esa intención sanadora que mencionó alguna vez Seba Andersen (voz) llega y resuena en cada una de las melodías que esta banda tiene para dar, es así que El Plan con una larga trayectoria de por medio (comenzaron en 2008) marca su huella en cada show y reafirma que la transformación es un hecho constante.

Y si no, vayamos a los comienzos, donde un simple objeto tan característico como lo es una mariposa, lleva tanto significado para estos siete amigos <<La mariposa como transformación>> y la música para sanar.

La banda pasadas las 21hs, luego del show de Brigada Barceló, dió inicio a su presentación con Mar Argentino, desde el comienzo la energía de la gente confluye en un río interminable de sensaciones. Entre bienvenidas, poesías, bailes y alegría, la gente transitaba la noche con una fuerza inexplicable.

Bajaban las luces y Los senderos comenzó a sonar, una melodía que remiten a un abrazo eterno, una letra dulce. Y para comenzar a subir de a poco, Parpadeo se hizo presente, otro del pasado disco Danza de Antalgia (2015).

La gente extasiada y el septeto conformado por los hermanos Andersen, Sebastián y Camila (voz); Valentín (guitarra y voz); Santiago (violín y guitarra); y Máximo (teclado y acordeón) en conjunto a dos hermanos de vida Julián Ropero (batería) y Andrés Nor (bajo) feliz. La primer fecha de este doblete en el barrio de San Telmo era una realidad.

Llegó el momento de bailar con Azúcar negra y el público hizo caso omiso a lo que la canción pedía junto a Seba y Mila (voces) que culminaron el escenario con un meneo doble mientras las luces y la fiesta inundaban el recinto.

De pronto las luces se apagaron y llegó el momento del primer invitado de la noche, Rodrigo González Mendiondo, un amigo de la vida y de los hermanos Andersen. Esta banda con impronta rockera pero un estilo ‘libre’ sacó de la galera otro de sus ases. El flamenco en todas sus aristas de la mano de Rodrigo y junto a la voz de Camila Andersen embelleció (más de la belleza propia de la canción) Diosa de los mares, la armonía de la canción transitó de comienzo a fin.

Sonaron Viajo con el sol, Navegantes, Paredón para evidenciar una vez más el mensaje que El Plan tiene para dar. <<La libertad es nuestra bandera>> queda claro, que el equilibro abunda en cada canción y es mérito propio del mensaje de hermandad que generan en cada uno de sus shows.

A lo largo de la noche, revivieron toda su discografía pero con énfasis en su último material publicado hace ya dos años Devorando Intensidad (2017). La ocasión fué elegida también para el anuncio de un próximo disco el cual esperamos con ansias ¿nos seguirán sorprendiendo con este estilo variado y ‘libre’? El segundo y último invitado de la noche fue Fer Bruna de Brigada Barceló (los elegidos para  precalentar el recinto) que acompañó con su voz en ¿Como decir que no?. En medio de agradecimientos, La vida cura comenzó a sonar y luego para dar cierre a la primer noche de este doblete fué El Riesgo, el primer corte del último disco de la banda, la canción elegida para despedir a cada unas de las almas que acompañó otra vez en este viaje a El Plan de la Mariposa. ¿Qué ruta nos espera después? La historia la cuentan ellos

shares