La banda uruguaya se presentó por primera vez en Alta Gracia el pasado sábado 23 de Noviembre. No te va Gustar festejó sus 25 años con los altagraciences y la gira de su último disco Otras canciones.

Crónica: Brenda N. Petrone Veliz
Fotos: Lucas Matías

Esta es mi primera cobertura para Revista Broda fuera de la Capital cordobesa pero dentro de la provincia. Mi previa al recital comienza desde la terminal donde espero a Lucas, el fotógrafo, para viajar a Alta Gracia. Hoy se presenta No te va Gustar en dicha ciudad y me intriga el formato acústico que traerán en el marco del festejo por sus 25 años juntos.

Qué loco pensar que tras tantos años de subir a los escenarios de Córdoba, esta sea como la primera vez. Sucede que la banda nunca antes había tocado en la ciudad que tiene una de las más grandes historias jesuíticas de la provincia.

Llegamos bastante temprano al núcleo urbano, por lo que decidimos disfrutar de algo fresco antes de comenzar a trabajar. Cuando se hizo la hora, caminamos una de las avenidas centrales de Alta Gracia, donde está ubicado el recientemente restaurado Cine Teatro Monumental Sierras. Retiramos nuestras acreditaciones y nos colocamos con el resto del público para ingresar al lugar.

A las 21 horas, súper puntuales, entramos por las puertas del establecimiento y, ante nuestros ojos, se abrió imponente la belleza del Cine Teatro. De color blanco como una novia a punto de casarse, de una acústica impecable como el novio que espera en el altar, de una feliz y elegante apariencia como los dos juntos por dar sus votos (perdón por la comparación pero me gustó como quedó).

Nos ubicamos en la parte de arriba del lugar y esperamos a que la función comience. Mientras observo cómo la gente va llegando y se ubica en sus asientos; algunos se saludan y otros sólo preguntan si ese asiento está ocupado. Los instrumentos se despliegan en el escenario y un par de lucecitas led pequeñas los acompañan.

Avanza el reloj y aún no pasa nada. Algunos aplausos apuran el avance de los minutos para aumentar la ansiedad de los participantes. Mediando las 22 horas, las luces se apagan por completo y unas las lámparas, que no había visto hasta el momento sobre el escenario, se encienden expectantes para dar inicio al recital.

No te va Gustar. Foto: Lucas Matías

Ante tanta expectativa, Emiliano Brancciari, Gonzalo Castex, Martín Gil, Denis Ramos, Mauricio Ortiz, Guzmán Silveira, Diego Bartaburu y Francisco Nasser ingresaron al Cine Teatro, saludaron a su público con una pequeña reverencia y comenzaron a tocar Solo, canción del álbum Aunque cueste ver el sol (2004).

Los juegos de luces hacen de la escenografía un baile de gala: por momentos iluminan a cada músico de forma individual, luego al público, se encienden, se apagan… Juegan a gusto y piacere.

¡Ojalá pasemos una gran noche juntos!

Emiliano Brancciari – cantante
Martín Gil (trompeta), Denis Ramos (trombón), Mauricio Ortiz (saxofón). Foto: Lucas Matías

¡Altagraciences y Sanfrancisquenses!

La noche anterior habían estado en San Francisco y Emiliano, el cantante, bromeó con el público acerca de cómo se le dice a las personas que viven en dicha localidad. Ahora era el turno de divertirse con la gente de Alta Gracia. Tras carcajadas y explicaciones, el público se encuentra envuelto en una obra interactiva y musical.

La banda uruguaya continúa con un repertorio de canciones que muchas veces quedan fuera de los shows más power. De esta forma Quería ser como él (2017), Esos Ojos (2019), Viajando sin espada (2014), De nada sirve (2006), Tan Lejos (2008), Tirano (2006), No necesito nada (2002), Una triste melodía (2006), Difícil (2004), entre otras, fueron creando distintas atmósferas, igualmente hermosas.

Diego Bartaburu (batería). Foto: Lucas Matías

Si leíste otra de mis crónicas, sabrás que me gusta mucho poner el ojo en detalles que nadie ve, más de lo que hace la audiencia. El acústico de No te va Gustar tiene muchos de estos detalles. Por ejemplo, en momentos más fuertes donde la música estalla, los seguidores se levantan de sus asientos, agitan con el puño hacia arriba, cantan y gritan los estribillos, bailan desde lo que les dicta el alma. En algunas partes, el show entrega pasividad y relajación, en otras partes llama a la libertad del cuerpo para moverlo sin parar.

En las canciones más conocidas, los celulares encienden sus pantallas para congelar el momento en una sucesión de fotogramas infinitos

Amor y desamor: dos historias unidas

Los músicos se lucen arriba de la escena, juegan con el público y entre ellos. Entre tema y tema, el cantante mete algún bocado y una que otra historia. Así, Emiliano Brancciari contó las leyendas que lo inspiraron a crear No necesito nada y Una Triste Melodía. Ambas canciones tienen algo en común: fueron creadas para la misma persona.

Emiliano Brancciari (cantante). Foto: Lucas Matías

La primera fue el regalo que el argentino-uruguayo le entregó a su novia en su primer aniversario como pareja. La canción que cierra el segundo álbum de la banda – Este fuerte viento que sopla – tuvo entonces, en su génesis, el corazón de un enamorado cantante que, sin un mango, pudo escribir y grabar en casete el obsequio más hermoso.

La segunda canción también fue para ella pero en un sentido totalmente diferente. La relación se fue deteriorando y ambos notaban el cambio. El cantante sentía que ya no daba para más y decidió crear un tema que le dé cierre a ese amor que dejó de ser. Así surgió Una Triste Melodía, el cuarto corte del cuarto álbum de la banda Todo es tan inflamable.

Foto: Lucas Matías

No hay dolor que duela más que el dolor del alma

Una Triste MelodíaTodo es tan inflamable (2006)

El recital suena excelente. La acústica y la buena onda armonizan el ambiente. De repente, el show se hace fiesta y el correr de cada melodía hace que la gente no quiera volver a sentarse. Las siluetas de los integrantes de la banda se reflejan perfectamente en las blancas paredes del Cine Teatro Monumental Sierras. El cierre se acerca y No era cierto, una de las canciones más viejas de la banda (1999), corona al recital como una frutilla de postre.

No te va Gustar se despide. Foto: Lucas Matías

¡Gracias a todos, ojalá volvamos pronto! – No te va Gustar

shares