Crónica Natacha Montaña

Después de 6 meses sin tocar, La Mocosa volvió a rockear en el mítico barrio de Flores el sábado pasado.

Luego del cierre de la banda Etiqueta, la cual pre calentó el ambiente,  decenas de seguidores bailaban al ritmo de “She’s so cold” con sus topper gastadas, cuando se abrió el telón cerca de las cuatro de la mañana y se pudieron percibir los primeros acordes de “Abrazado al sol”. Los músicos, un grupo de amigos treintañeros que se junta a tocar esporádicamente, festejaron sus 19 años, rememorando aquel primer show en un bar de Morón.  En el micrófono de Juan Pablo García Soldi, el cantante,  estaba atado el pañuelo verde, en apoyo a la lucha de la Legalización del aborto, quien, con un perfil bajo, agradeció a los presentes por seguir acompañándolos en sus varias idas y vueltas al escenario.

Foto gentileza Adrián Aguirre

Tras una recorrida de temas por sus cuatro discos, el público explotó en canciones como  “Noche de verano” y “Lo mejor del show” haciéndose paso a cocochito y convirtiendo la noche en una auténtica fiesta. Por supuesto no faltaron los clásicos “Como ayer” y “Siento estar mejor”. La sorpresa sin dudas, llegó  con “Sábanas frías”, una balada de su primer disco Un viaje al norte (2004), tema que bajó los decibeles y llevó a desconocidos a abrazarse y cantar juntos, hasta las lágrimas.  El show fue finalizando, mientras los allí presentes coreaban el famoso “MMLPQTP”, los integrantes aprovecharon la calma de los presentes para dedicar el último tema de la noche a Juani, un amigo viajero de los intérpretes, quién falleció hace algunos años. Los espectadores acompañaron cantando “Un viaje al norte” y despidieron con emoción y ansias a La Mocosa, aguardando una nueva fecha que apague la manija de pogo y rocanrol.

Foto gentileza Adrián Aguirre


shares