Guadalupe Mol es cantante y compositora argentina. Con casi 14 años de trayectoria, la artista formó parte de la banda Cruel y ahora se ve incursionando en el campo musical como solista , experimentando otros géneros y creciendo a través de distintos estilos. Hace unos días, Guadalupe presentó su nuevo single A tus ojos y en esta entrevista nos cuenta todos los detalles.

Brenda Petrone: ¿Cómo comenzó tu carrera musical?

Guadalupe Mol: Empezó todo a los 13 años. La parte de cantar – el arte en general – siempre me gustó desde chiquita. A partir de esa edad me empecé a dar cuenta que había algo para desarrollar y comencé a meterme en el mundo de la música, a armar bandas, juntarme con gente a tocar, a zapar, a aprender. Después, durante cuatro o cinco años, formé mi primer y única banda: Cruel, espacio donde más aprendí y donde toqué en lugares importantes, como el Teatro Flores. Con ellos saqué mi primer disco, todo desde mi faceta como cantante. Con Cruel tuve el placer de compartir escenario con artistas de afuera y con bandas nacionales como Eruca Sativa y Cirse en su momento.

Ahí empezó todo a girar pero en un momento necesité un cambio musical interno. Sentía que necesitaba probar otro estilo musical y me aparecieron canciones. Así fui componiendo aunque, sinceramente, sabía que no iban a ir para el estilo que venía haciendo con Cruel. Es por eso que decidí abrirme y continuar [como solista], reinventando mi música jugándomela con un poco de todo. Ahora lancé este single, A tus ojos, qué es una mezcla de folklore moderno con un poco de rock. 48 horas [su material anterior] se había lanzado más rockero, moderno también pero no dejaba de ser rockero. Y de a poco fui avanzando y agarrando diferentes estilos musicales. No me encasillaba estrictamente con ninguno.

BP: ¿Desde chiquita tuviste influencias familiares o fue más de descubrimiento interno?

GM: Fue todo interno. Yo soy correntina y tengo muchos familiares, del lado de mi mamá y de mi papá, que tocaban pero tocaban todo de oído. No eran músicos profesionales sino que se juntaban a zapar y salían algunas cosas, pero no hay algo de mis padres alguien más cercano que haya sido músico.

BP: Con respecto a tu primer banda, Cruel, ¿qué género hacían?

GM: Cruel era una banda de hard rock, un estilo que si bien puede ser versátil no sale del ambiente del rock. Yo ya tenía ganas de hacer otro tipo de música, tomarme la libertad de decir voy a hacer un folklore, una zamba o un tango, y no tener que estar pensando en que capaz al público no le gusta. La decisión fue más que nada por eso. Estaban empezando a surgir con posiciones que no tenían mucho que ver con la banda. Internamente sentía que debía hacerlo.

BP: Ahora con tu carrera como solista, ¿querés incursionar en una fusión de géneros o definirte en un género en particular?

GM: La idea es que haya una fusión de varios géneros. Quiero seguir probando de a poco. Por ahora el lanzamiento fue bastante bueno. Con quienes venían escuchando 48 horas, mi siglo anterior, estaba mucho más expectante, y la verdad es que he tenido una gran repercusión, les gustó mucho.

BP: ¿Cuáles son tus influencias?

GM: Soy como un choclo. Puedo escuchar absolutamente de todo. Sí me di cuenta de que, últimamente, mi inconsciente es el que habla constantemente. Por ejemplo, en un momento estuve escuchando algunas fusiones de folklore. Después, pasa un tiempo, y de repente compongo una canción, sin necesidad de sentarme a componer, ponele, una zamba… ¡No la verdad que no! Justamente salía después de un tiempo de haber escuchado esa música. Hay un montón de material nuevo. Ponele [hace poco] estuve escuchando mucho Regina Spektor. ¡Claramente no tocó mucho el piano como ella! (rié). Son muchas cositas que se van guardando en mi inconsciente y que van surgiendo canciones a partir de eso, de armonías y de ritmos.

BP: ¿Qué priorizas más lo que va diciendo tu público o lo que vos sentís a la hora de componer? Porque a veces pasa que la gente delimita mucho lo que uno/a quiere hacer, más cuando se presentan los géneros de moda como en nuestros tiempos el trap, el pop o el reggaetón.

GM: Te soy sincera: es más una cosa de gusto personal. Sí trato de ver qué es lo que se está escuchando y absorbo esa información. Pero sinceramente hay cosas que si las forzas no van. Si el público pide que yo canté un trap, no es mi momento para tocar un trap ni un reggaetón. Yo creo que sí fuerzo a hacer ese tipo de canciones van a salir muy poco genuinas. De a poco vamos probando que pasa.

BP: Ahora contame un poco de lo nuevo, A tus ojos. ¿En qué te inspiraste?

GM: Es una historia muy particular (ríe). La verdad es que no me gustaría entrar en detalles porque preferiría que cada uno tomé la historia cómo le parezca. Es una letra bastante abierta y se puede interpretar de cualquier forma. Elijo dejarlo en ese lugar y que no se hagan una película, que cada uno lo interprete a su manera.

BP: ¿Quiénes participaron del videoclip que acompaña al single?

Los chicos que participaron en la canción y en el video son Leonardo Licitra en producción, guitarras y programaciones, Matías Tarragona en bajo, Sebastián Castro en guitarra nylon y charango, Nesta Baragli en percusión y accesorios, Javier Herrlein en batería y Carlos Rivero en bombo legüero. La letra y la música fueron escritas por mí.

BP: ¿Cómo fue presentar este nuevo material en cuarentena? ¿Cómo tenías pensado presentarlo? ¿Se dieron muchas modificaciones?

GM: Primero fueron las redes, desde siempre. Pero la verdad es que esto nos tomó de sorpresa a todos. Yo ya tenía programada una fecha en abril para hacer la presentación, tenía una rueda de prensa, tenía los lugares a donde iba a tocar y de repente… ¡puff, voló todo! Y ahí me plantie: «¿qué hago con la canción?». Ya había publicado las fechas y en tres o cuatro días se hizo la ciudad fantasma, no podés hacer nada. Y me dije «bueno ya está, vamos a darle para adelante, desde casa, vamos a plaguear todas las redes sociales». Si le quiero dar el punto positivo a la buena repercusión que tuvo el tema. La gente, estando desde su casa, tuvo tiempo de poder compartir y de tirar buena onda. La verdad es que fue bastante positiva, dentro de toda esta situación extraña.

BP: Y con respecto a las fechas canceladas, ¿ya tenés alguna reprogramada?

GM: No. Ahora dejamos en stand by el tema de las fechas y de algunas cosas más que requieran salir de casa, por lo menos hasta que no haya una bajada de información nueva. No tiene sentido en este momento ponernos a definir fechas. Ojalá cuanto antes se solucione todo esto y podamos reacomodarnos todos.

shares